Los 10 mejores juguetes no electrónicos para bebés y niños pequeños

Los juguetes tradicionales para bebés y niños pequeños estimulan el desarrollo del cerebro, la exploración práctica y son duraderos para que los hermanos menores también puedan jugar con ellos. Nuestros juguetes favoritos no electrónicos para bebés y niños pequeños vienen sin baterías y sin pitidos ensordecedores. Los pequeños aprenden jugando, por lo que algunos juguetes cuidadosamente elegidos en el contenedor de juguetes le darán a su bebé la oportunidad de divertirse como un pequeño científico, artista y campeón de habilidades motoras. Estos son algunos de nuestros juguetes no electrónicos favoritos para bebés y niños pequeños.

1. Sonajeros
Un buen sonajero tiene el tamaño adecuado para los bebés que trabajan en la delicada coordinación mano-ojo y aprenden a levantar cosas. Este juguete clásico no parece gran cosa, pero a medida que los bebés lo agarran, lo sacuden e incluso lo babean, aprenden sobre el mundo. Los sonajeros recompensan a los pequeños curiosos que aprenden sobre la causa y el efecto con un sonido satisfactorio mientras se sacude. Elija un sonajero que pueda limpiar fácilmente y asegúrese de que esté diseñado para que los bebés se lo lleven a la boca de manera segura¡porque seguro que terminará ahí!

2. Vasos apilables
Colócalos en una torre, voltéalos, colócalos uno dentro del otro y luego conviértelos en un hogar para una vaca de plástico. Los vasos apilables ofrecen muchas oportunidades interactivas para divertirse y jugar. La mayoría de los juegos de vasos apilables vienen en colores brillantes, lo que les da a los pequeños la oportunidad de aprender sobre los colores. Equilibrar vasos en forma de torre desarrolla habilidades para resolver problemas, autocontrol y perseverancia. Otra opción de apilamiento colorida es Arco iris de Grimms, un juguete de madera que es tan hermoso que no le importará tenerlo en un estante.

3. Contenedores sensoriales
Los niños pequeños aprenden sobre el mundo a través de actividades prácticas y observación. Los contenedores o mesas sensoriales son una excelente manera de darles a los pequeños la oportunidad de explorar. Puede reproducir fácilmente esta herramienta preescolar clave llenando un recipiente de plástico con avena seca o agua y agregando tazas y cucharas medidoras. Si le preocupa el desorden que puede causar recoger agua o avena seca, coloque una toalla debajo de su hijo y el recipiente. Si el clima es agradable, coloque el contenedor afuera para minimizar la limpieza, o compre una mesa de agua o una caja de arena para divertirse más sensorialmente. Si desea llevar su juego de basura sensorial al siguiente nivel, esconda animales de plástico o autos para que los niños los encuentren o tinte arroz o pasta seca para jugar con los colores del arcoíris. Bonificación: los contenedores sensoriales les dan a los niños curiosos la oportunidad de aprender sobre el volumen (¿cuánta agua cabe en una pala?) Y estimulan el juego imaginativo y el desarrollo del lenguaje.

4. Juguetes de empujar y tirar
Desde la clásica y asequible palomita de maíz de Fisher Price hasta un animal de madera en una cuerda, los juguetes de empujar y tirar son amados por los caminantes en ciernes de todo el mundo. Estos juguetes fomentan el equilibrio y el desarrollo de las habilidades motoras gruesas, y son los compañeros perfectos para los niños pequeños mientras tropiezan y corren por su casa. Amamos esto Carrito con ruedas y andador Little Dutch de Scandiborn ($ 59.95, en la foto de arriba), ya que combina dos amados juguetes no electrónicos en uno.

5. Bloques clásicos
Su hijo jugará con un juego de bloques de madera duraderos durante años y años. Con los bloques, los más pequeños tienen la oportunidad de trabajar en la resolución de problemas mientras descubren cómo apilar bloques uno encima del otro u organizarlos en una fila. Con el tiempo, los bloques se convierten en un lienzo en blanco para juegos imaginativos, mientras los niños convierten sus creaciones en castillos, casas y zoológicos. Hablar sobre creaciones de bloques desarrolla habilidades de lenguaje y conversación y, con un gran conjunto de bloques listos, los niños mayores pueden trabajar juntos y aprender sobre la cooperación.

6. Muñecas y peluches
Ya sea que esté buscando un amor por su comodidad o un juguete que su hijo pueda cuidar y mecer para dormir, las muñecas suaves y los animales de peluche son una gran adición a la colección de juguetes de cualquier bebé. Jugar con muñecas ayuda a los más pequeños a aprender sobre la empatía y los sentimientos. Consejo profesional: elija aquellos sin ojos de plástico que pueden ser un peligro de asfixia.

7. Creadores de música
Uno de los beneficios de los juguetes no electrónicos para los padres: menos sonidos ensordecedores. Pero a veces un bebé simplemente tiene que hacer música. Ya sea que rompa sus ollas y sartenes y una cuchara de madera o le dé a su hijo un tambor de juguete y algunos agitadores de huevos, los juguetes que permiten que los niños hagan su propia música siempre son un éxito. Es más probable que las opciones sólidas de creación de música sin baterías duren de un niño a otro, y les dan a los niños la oportunidad de ser más creativos. Nos gustan los xilófonos de madera como este de Melissa & Doug por sus colores brillantes y la variedad de sonidos que hacen.

8. Bolas
¡Enróllalo, tíralo, atrápalo! Las pelotas son increíbles para mejorar las habilidades motoras y la coordinación ojo-mano. Pero también son una excelente manera de presentar a los más pequeños la interacción de ida y vuelta y los turnos, que es uno de los pilares de la conversación. Hacer rodar una pelota les da a los adultos la oportunidad de conectarse y hacer contacto visual con bebés y niños pequeños, y estimula el desarrollo del lenguaje. Desde pelotas suaves con cascabeles en el interior hasta pelotas de plástico con baches del tamaño adecuado para manitas regordetas, las tiendas de juguetes están llenas de opciones perfectas para bebés y niños pequeños.

9. Burbujas
Las burbujas hipnotizan a los bebés y niños pequeños (y a muchos padres) mientras flotan por el cielo. Ya sea que haga burbujas en casa (nos gusta esta opción de bricolaje) y las sople afuera para deleitar a su hijo, o que elija una cortadora de césped para hacer burbujas, las burbujas son un éxito seguro para los más pequeños. Nos gusta tener algunos frascos de burbujas listos para distraer a los pequeños malhumorados.

10. Juguetes para montar
Un buen juguete para montar les da a los niños pequeños horas de diversión motora gruesa en interiores. Estos juguetes desarrollan el equilibrio y ejercitan las piernas de los pequeños. Uno de los mejores regalos para el primer cumpleaños, nuestros juguetes favoritos para montar vienen con una canasta o un contenedor que los más pequeños pueden usar para dar un paseo por la casa a su juguete o peluche favorito, ¡promoviendo el juego imaginativo también! Amamos lo robusto Bicicleta de madera para niños Little Red Rider de Hape.

—Oz Spies

HISTORIAS RELACIONADAS:

La guía de las mamás inteligentes sobre los juguetes Montessori para bebés y niños pequeños

Nuevos juguetes y actividades de interior para niños pequeños

¡Vamos a jugar! Actividades sensoriales para los cinco sentidos



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *